Conoce algunas estrategias Forex

Trading automático

Forex es un mercado Internacional de divisas que permite generar ganancias a través de la diferencia de las cotizaciones, opera con diferentes bancos, los mismos que trabajen con este tipo de transacciones, sin importar en qué lugar del mundo esté. Su horario es flexible, por lo cual trabajar 24 horas del día, cinco días a la semana, suena muy cómodo. Sin embargo, no todo es color rosa y de abajo se empieza.
Trabajar con Forex es operar de manera ágil y con capacidad de inversión, es por ello que si eres un novato, deberás tener paciencia, motivación y mucha tolerancia, todo esto generará frutos en algún punto, a pesar de que al principio quizás te derrumbes un poco, pero cuando pones un píe en el inicio de la cima, todo empieza a elevarse más y más.

Para comenzar, lo ideal es contar con algunas estrategias , a pesar de que estas no seas fáciles de encontrar, es por ello que aquí te facilitamos algunas de las mismas para que pruebes suerte:

Capacitarse.

La capacitación pinta un papel fundamental y aquello que cualquier inversionista debe hacer antes de emprender camino, es esencial y de mucha ayuda, pues así comienza el éxito. Lo ideal es ir aprendiendo sobre la marcha, cada cierto tiempo y mantenerse informado sobre cualquier detalle que antes hayas podido dejar pasar. Además, esto junto con las experiencias y la práctica, son un arma poderosa en este mercado.

Osciladores

Estos amigos son muy útiles ya que te permitirán identificar cuándo un mercado está en sobrecompra o sobreventa , además de que muchas veces pueden indicarnos en qué momento es oportuno abrir una operación. Existen dos operadores muy comunes y conocidos, los cuales oscilan en una escala de 0 a 100, estos son el índice de fuerza relativa (RSI) y el estocástico.

Si el RSI está por encima de 70, existe una sobrecompra, si por el contrario, está por debajo de los 30, existe una sobreventa, de este modo funciona. A diferencia de este, los números del estocástico, están entre 80 y 20.

Líneas de tendencia.

Esta herramienta es básica, eficaz y maravillosa, además de muy común y efectiva. Consiste en trazar una línea recta que una dos puntos en el gráfico. Bien, lo curioso radica en que si la tendencia va hacia arriba, deberás dibujar la línea por debajo, uniendo dos o más puntos. Si por el contrario, la tendencia va hacia abajo, deberás trazar la línea por encima del gráfico, de igual forma uniendo dos o más puntos.
Si la tendencia se rompe, esto indica que hay un cambio de tendencia general. Los precios suelen respetar estas líneas.